Fotografía

Tania Cervián, fotografía que sana

“En mis fotografías siempre hay mujeres.  Para mí, la fotografía toma un cariz especial si la protagonizan ellas”.

 

Tania Cervián (Sevilla 1985) vive en Granada desde 2009. Estudió Psicología en la Universidad de Sevilla y después un Máster en Psicología de la Intervención Social.  Varios años después de finalizar los estudios, trabajó en diferentes puestos relacionados con la intervención social. Y en el último de ellos, de alguna manera, explotó todo. “El trabajo en intervención social se hace muy cuesta arriba a veces. Cuentas con pocos recursos, ves a menudo injusticias sociales y sientes que las personas son números. A veces te conviertes en algo que no quieres ser. Siempre digo que la cabeza me hizo crack”.

 © Tania Cervián - B R E A T H

© Tania Cervián – B R E A T H

Tania no quería ni ese trabajo, ni seguir en intervención social si iba a ser siempre así. Paró, dejó el trabajo y se tomó un tiempo para pensar. En aquel momento ya hacía fotos y la fotografía se convirtió en su salvación. “Empecé a leer libros, foros, a hacer algunos cursos online, pero sobre todo a hacer muchas fotos. Mi camino empezaba de nuevo. Tenía muchas dudas y miedos, pero lo que sí tenía claro es que la fotografía tenía que estar muy presente en mi vida”, nos explicaEste año ha realizado un curso de Fotografía Terapeútica en la UMA y le gustaría seguir por ese camino. No olvida a las personas que están llegando a su vida gracias a la fotografía.

©Tania Cervián Sobre-la-realidad-y-los-sueños

©Tania Cervián – Sobre la realidad y los sueños


© Tania Cervián - Caricias del viento

© Tania Cervián – Caricias del viento

Sin seguir unas pautas concretas para acercarse a la inspiración intenta leer, pasear, ver alguna serie, escuchar música o visualizar arte. “Hay sesiones que me levanto por la mañana y pienso: esta semana quiero/necesito hacer fotos.  Entonces busco alguna mujer para retratar, imagino el vestuario y me voy al campo. Durante las fotos me gusta ir fluyendo, no suelo tener ideas preconcebidas”, y últimamente sí que está intentando controlar la paleta cromática de sus fotografías. Y aunque también puede tener muy clara la localización, la musa o las sensaciones a transmitir, el proceso es prácticamente el mismo. Creadora de atmósferas atemporales con los elementos justos. Le gusta reflejar la conexión que existe “entre nosotras” y la naturaleza.  La naturaleza sanadora “en la que poder expresar sentimientos y emociones con calma, sin ruidos y sin juicios ajenos…”

© Tania Cervián-Sara

© Tania Cervián – Sara

“Me inspiran los atardeceres y los colores del cielo. Me emociono con muchos de ellos. También, viajar sin prisas. Bailar y cantar sola en casa, leer, conocer personas que suman o tumbarme en la hierba y mirar las nubes. Con el tiempo me he dado cuenta que lo que más me inspira es dedicar tiempo para mí. Tiempo para parar, sentir, para ver la belleza en lo cotidiano que me rodea”, comenta Tania.

©Tania Cervián-Morada

©Tania Cervián – Morada

Su futuro más inmediato es continuar formándose en fotografía terapeútica. Paralelamente está realizando “M o r a d a”, un proyecto en el que quiere dar espacio a mujeres que deseen explorar la conexión del cuerpo y la naturaleza. Una forma de vivir los sentidos de una manera consciente y amarnos tal y como somos. También desea seguir explorando nuevos terrenos fotográficos como el documental o sesiones en casas antiguas o con algún encanto especial.

 © Tania Cervián - A G A V A C E A

© Tania Cervián – A G A V A C E A


+ info:

Facebook / Instagram / Flickr

 

Anuncios