Libros de autor

Hija de la luna nueva, fotografía y palabra hecha paisaje

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas - Hija de la luna nueva

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas – Hija de la luna nueva

Los nacimientos creativos siempre son bonitos. Detrás de ellos, siempre hay muchas ganas, muchas horas invertidas y mucho amor volcado. Al fin y al cabo, es algo muy tuyo. Un pedacito de ti se convierte en realidad. Y sólo por eso, ya es algo especial.

Algo especial es Hija de la luna nueva, un precioso fotolibro hecho 100% a mano del que sólo se han hecho 100 ejemplares. Una auténtica joya de autor.
Sus creadoras lo describen como “un cuento nacido del encuentro entre los maravillosos paisajes de la fotógrafa Irene cruz y los bosques de lenguaje de Anabel C. Huertas. El viaje misterioso de una luz de palabras, el camino de una luna descalza, que aspira a derramar esa emoción, donde la belleza nunca deja de mirarnos a los ojos”.

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas - Hija de la luna nueva

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas – Hija de la luna nueva

Desde godArt Lab hemos podido hablar con ellas e introducirnos en sus imaginarios hechos bosques y paisajes. Esto es lo que nos han contado:

Irene…

¿Qué es para ti ‘Hija de la luna nueva’?

Es lanzar la mirada lejos y traer algo nuevo al volver. Este libro se ha convertido en el hogar de unas fotografías que permanecían en el olvido y de repente se han visto envueltas en la cálida poesía de Anabel.

En Hija de la luna nueva, ¿qué fue primero: las fotografías de Irene Cruz o los textos de Anabel C. Huertas?

Mis fotografías estaban ahí, pero durante el proceso de edición han ido cambiándose unas por otras, adaptándose a las palabras de Anabel hasta llegar a la armonía total.

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas - Hija de la luna nueva

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas – Hija de la luna nueva

¿Dónde se hicieron las fotografías?

En los rincones de mi universo interior, como siempre, como en otras de mis series, el paisaje es casi único, un personaje más. Aunque si os entra la curiosidad, hay fotografías hechas en Berlín, Barcelona, Segovia, Salzburgo…

¿Cómo surge la oportunidad de trabajar juntas?

Pues creo que fue Anabel la que acertadamente escribió uno de sus pequeños poemas en un tweet usando como inspiración una de mis fotografías. Descubrí su talento y no pude resistirme a proponerla darles el valor que merecían esas palabras y desvirtualizarlas. No sabía nada de ella, ni siquiera su nombre. Pero qué le voy a hacer, soy muy de hacer caso a mi intuición.

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas - Hija de la luna nueva

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas – Hija de la luna nueva

¿Cómo ha sido trabajar juntas?

Maravilloso, no puedo decir otra palabra que lo describa mejor.

Hablando de fotolibros, ¿Consideras que los fotolibros son formatos más accesibles para empezar una colección de arte?

Desde luego, a pesar del trabajo que tiene detrás, hemos decidido ponerle un precio asequible (15€) para que todo aquel que se lo quiera llevar a casa no se lo piense. En español solo hay 100 ejemplares, por lo que se trata de un libro bastante exclusivo.

Casi todos tus fotolibros han sido gestado en colaboración con otros artistas. ¿La unión hace la fuerza? ¿Cómo de importante es para ti generar sinergias entre artistas de distintas disciplinas?

Desde luego que una buena unión hace la fuerza siempre que los artistas se entiendan y haya un equilibrio. A mí me encanta hacer libros porque creo que es el formato perfecto para colaborar con otros creadores: ilustradores, escritores, poetas, diseñadores, collagistas… colaborar es para mí una fuente de inspiración y la verdad que de momento solo he tenido buenas experiencias 🙂

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas - Hija de la luna nueva

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas – Hija de la luna nueva

Tu último fotolibro es 100% artesanal. ¿Qué valor añadido piensas que le da esto a tu trabajo con respecto a otras formas de creación editorial más mecanizada?

Todo tiene un proceso, tras hacer bastantes libros “mecanizados” llegó el momento en el que me cansé de los encuadernados de máquina. Me apetecía lanzarme con esto de la encuadernación cosida. Tengo una colección bastante amplia de libros raros, y son los que más me gustan de todos. Creo que coserlos los hace aún más especiales. “Hija de la luna” es un libro de artista, y a veces echo de menos que el arte tenga ese punto de artesanal también. Coser, tallar, cortar, pegar, doblar… lo hace más bello.

¿Qué opinas de la autoedición? ¿Es necesaria y forma parte de la evolución de los modelos tradicionales de edición de libros o se ha convertido en la pequeña revolución del artista ante la dificultad de acceder a editoriales?

Hace ya más de 3 años que comparto con Nati Grund la pequeñísima editorial independiente Grundkreuz, aunque sigue siendo un modelo más cercano a la auto-publicación que a la editorial en sí, funcionamos de alguna manera en forma de colectivo.

Me parece que se está democratizando cada vez más esto de las publicaciones tanto en papel como online y es algo que no me disgusta para nada. Es genial que todo el mundo pueda expresarse en el formato que lo desee y como lo desee, sin normas de editoriales tradicionales y sin grandes inversiones económicas detrás.

¿En qué proyectos estás inmersa? ¿Algún nuevo fotolibro a la vista?

Ahora mismo estoy preparando París, ¡tengo una exposición individual y la feria FotoFever de la mano de FiftyDots!

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas - Hija de la luna nueva

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas – Hija de la luna nueva

Anabel…

¿Cómo y cuando empezaste a escribir?

Llevo escribiendo desde que tengo conciencia de saber escribir. En mi familia la literatura ha sido siempre un pilar fundamental, mi abuelo periodista y corrector de estilo de planeta, mo tío poeta e incluso mi madre llenaba libretas de palabras.
Empecé escribiendo mis diarios personales y me fue imposible dejar de hacerlo. He pasado por escribir relatos de amor para las amigas, letras de canciones para algún grupo musical de amigos, poemas para bodas, cuentos para comuniones, y sobre todo poesía,  el formato en que mi proceso interior ha encontrado la forma más libre de expresarse.

 
¿Qué significa para ti escribir? 

Para mi escribir es la forma más completa de ser yo misma.  Jugar con las palabras, escuchar su sonido más que su lógica, adentrarme  en los silencios y darles forma. Escribir es mi modo de ver la vida, es la forma más honesta de crear y de crearme de sentir y de escuchar mi mundo.

¿Has publicado algún libro antes?

Puedes encontrar algún poema mío o micro relato en antologías poéticas premiado en algún que otro concurso literario.
Este 2017 junto a dos maravillosas creadoras, Montse Lucena y Eli Famadas, llevamos adelante la autoedición de un bonito poemario para mindfulness de tankas y haikus que vio la luz para Sant Jordi.

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas - Hija de la luna nueva

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas – Hija de la luna nueva

¿Cómo conociste a Irene Cruz?

Yo soy una entusiasta de las sincronías y de la magia que sin saber muy bien cómo o porqué termina atrayendo a tu vida a las personas relacionadas con tus pasiones más profundas. Llegué a Irene Cruz a través de Internet, buscando una imagen que ilustrara uno de mis micropoemas.
Al descubrir su obra sentí, como si ambas, desde perspectivas sensoriales distintas, hubiéramos estado “viendo” y “escribiendo” desde el mismo ángulo de belleza del mundo.

¿Qué es para ti Hija de la luna nueva

Para mi este libro es honestamente un sueño hecho realidad. Los bosques de Irene, sus musas y mis palabras, tengo la sensación que llevaban caminos destinados a encontrarse, a abrazarse hasta fundirse en este cuento hermoso.

¿Dónde se escribieron los textos?

Estas letras surgen del intercambio entre el mundo de luz de Irene y mis palabras.
Su serie de fotografías no publicada me permite recrear lo esencial con poesía,  donde la naturaleza y la profundidad femenina puede brotar acompañada del apasionante impulso de su mirada.

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas - Hija de la luna nueva

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas – Hija de la luna nueva

 

¿Cómo ha sido trabajar con alguien en la distancia?

Lo cierto es que ha sido una experiencia diferente pero a la vez, muy emocionante.  Creo que la conexión de sus fotografías y mis palabras ya portaba una fluidez natural que nos ha permitido ir tejiendo sin problemas este bello encuentro.
Maravilloso reunirnos en su taller para hebrar juntas este proyecto, pero la distancia no ha supuesto impedimento alguno, ya que a mi entender su mirada y mis palabras sienten el paisaje con el mismo corazón.

¿Qué opinas de la autoedición? 

La autoedición me parece una de las experiencias creativas más inspiradoras que existe.
La libertad de explorar la belleza, no sólo de las palabras o las imágenes, si no del papel, del hilo, de la textura del sueño que estás creando.

¿En qué proyectos estas inmersa?

Ahora mismo me apetece muchísimo disfrutar del compartir con el público esta comunión con Irene.

Tengo un par de poemarios pendientes de autoedición y además junto a mis amados compañeros de poesía de estelaris estoy explorando también la poesía en directo, los recitales que semanalmente ofrecemos en periscope, con la convicción que la poesía no es un género minoritario, si no un impulso, un movimiento,  para acercar a los hombres a toda la belleza que este mundo deja día tras día a nuestro alrededor.

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas - Hija de la luna nueva

© Irene Cruz y Anabel C. Huertas – Hija de la luna nueva

Muchas gracias a ambas por pensar en godArt Lab para difundir ‘Hija de la luna nueva’. ¡Os seguimos muy de cerca!

Si quieres un ejemplar de ‘Hija de la luna nueva’ puedes comprarlo aquí

+ info:
Irene Cruz
Anabel C. Huertas
Anuncios