Collage/Experimental/Fotografía

Lur Carrasco, la piel como campo de batalla

Lourdes Carrasco (1991), conocida artísticamente como Lur Carrasco, es una artista visual nacida en Valencia pero que ha residido en Teulada-Moraira (Alicante) toda la vida. En la actualidad reside en Valencia desde hace casi 7 años.

“Vivir en un pueblo pequeño a veces tiene sus contras. Siempre me ha perseguido una especie de mal aura alrededor de mis gustos artísticos, sobretodo por la falta de recursos a la hora de estudiar algo en relación. Cuando acabé el bachillerato artístico en Dénia me convencí a mí misma de que no quería tener nada que ver con las Bellas Artes. Fue en ese periodo de conflicto cuando decidí mudarme a la capital y estudiar Animación sociocultural, donde tuve el placer y la suerte de estar un tiempo trabajando en un Centro Ocupacional para personas con diferentes capacidades. Allí estuve tutorizando actividades socioculturales dirigidas a animar y a dar vida, poniendo además en marcha un proyecto audiovisual con mis alumnos de ese momento. En el transcurso de dicho proyecto traté de gestionar muchas de las emociones y dudas que me rondaban por la cabeza desde hacía años, sobretodo todas las relacionadas hacia dónde enfocar mi vida. Disfruté tanto con aquel trabajo colaborativo, con el proceso y trabajo audiovisual, que al terminar de trabajar en el centro decidí inscribirme en la Universitat Politècnica de Valencia, donde cursé Bellas Artes”.

© Lur Carrasco - Registro piel ahogada

© Lur Carrasco – Registro piel ahogada

A lo largo de toda la carrera su formación ha sido totalmente interdisciplinar. Ha querido probar todas las disciplinas si poner demasiadas expectativas en ellas ni tomar de antemano malos juicios de lo que pudiera salir de ahí, aunque afirma que a lo largo de los cinco años ha podido consolidar más su aprendizaje en el campo de lo audiovisual y lo fotográfico, sobretodo en su parte analógica. “Imagino que la falta de base artesanal en la fotografía digital y la casi obsolescencia de la fotografía analógica han sido un poco culpables de lo que hago actualmente”, afirma.
Ya hace un año que terminó la carrera y se adentró en el difícil mundo de buscarse la vida haciendo lo que te gusta. Desde entonces sigue su formación de manera completamente autodidacta, combinándolo siempre que puede con workshops y cursos.

© Lur Carrasco
© Lur Carrasco

Lur define su proceso creativo como no sistemático. Cambia continuamente dependiendo de la narrativa interna que quiera llevar a cabo en cada proyecto pero siempre partiendo de llevar consigo dos pequeños cuadernos,  indispensables y necesarios.
En el primero de ellos, traza simultáneamente cada idea que emerge en su mente intentando traducir y gestionar el imaginario que está interesada en proyectar. Es un proceso de dibujo bastante espontáneo que refuerza con palabras o collages de imagen/texto. “Este cuaderno me ayuda con mi horrible mala memoria, a clarificar y a acotar, a generar distancia para ver el conjunto de las cosas con calma y sobretodo a mantener la energía que a veces se pierde en los proyectos mal planificados”. En el segundo, escribe generalmente poesía que no está necesariamente ligada con su práctica artística del momento.

Las técnicas o medios que suele utilizar en su proceso creativo parten siempre de la creación y contemplación de una imagen, es decir, de una idea bidimensional. Más adelante, esta imagen (o conjunto de imágenes) puede mantenerse en su esencia de origen o puede ser traducida a través de otros medios. “Este suele ser un punto de unión en todos mis trabajos, me gusta distorsionar y fragmentar el ideario visual elegido para reinventar los códigos y no anclarme en un único espacio/significado, ya que una fotografía no sólo significa una única cosa, sino muchas otras. Para ello la transferencia fotográfica y la reproducción de moldes suelen ser las opciones a las que más suelo recurrir”, nos explica.
Estas técnicas le permiten trabajar otra versión/dimensión completamente distinta de la original, trazando así nuevos puentes y nuevos discursos. Y en el caso de los moldes, le permiten trabajar directamente con el cuerpo u objeto, creando así mismo una conexión directa y una acción que no podría ser ni hacerse de otra forma.

© Lur Carrasco - Espacios que habitar

© Lur Carrasco – Espacios que habitar

Como parte de su proceso creativo también existe una parte más experimental y artesanal, en la que las imágenes convergen en un despiece físico. Aquí es donde tiene en cuenta otros factores de aspecto más plástico y donde cobran significado las texturas, el color, la opacidad, las transparencias, la vida útil del material y su propia simbología. Estos materiales suelen ser parafinas, gasas médicas, papeles, acetatos, escayolas, cementos, cerámicas,… “prácticamente cualquier material podría ser útil si mantiene una narrativa antológica y un código visual específico”.

Respecto a su trabajo fotográfico, Carrasco intenta que todo el material sea de su propio archivo, aunque para otros trabajos en torno a la autoedición/libro de artista le gusta curiosear en internet y servirse de los bancos de imágenes libres de derechos.

© Lur Carrasco - Materia, espacio, cuerpo

© Lur Carrasco – Materia, espacio, cuerpo

Su trabajo bebe de distintas fuentes de inspiración aunque de manera asidua sigue una línea conceptual en la que se unen de manera dicotómica términos como fragilidad-dureza, cuerpo-mente, dentro-fuera. “Me inspiran pequeñas y personales micropolíticas sobre temas que me preocupan. Hablo de lo micro y lo personal porque es de donde abarco mi trabajo y de donde creo que un problema ha de ser asaltado para ser resuelto. La introspección, el mirar hacia (y desde) dentro”.
Por ese motivo trabaja prácticamente siempre con personas o desde su propio cuerpo, interesándose especialmente por la piel. “Ésta, estructura de envoltura de nuestro cuerpo, es un espacio vivo y protector (entre otras muchas funciones) donde todo arremete y donde todo se enfrenta. Ella, en constante contacto sensible con todo nuestro organismo, es la que nos habla con más claridad, la que nunca miente, y la que más nos empeñamos en silenciar y enmudecer”, aclara Lur.

Didier Anzieu dice que; “La piel aprecia el tiempo (menos que el oido) y el espacio (menos que el ojo), pero sólo ella combina las dimensiones espaciales y temporales. La piel evalúa las distancias en su superficie con más precisión que el oído sitúa las distancias de sonidos lejanos.
La piel reacciona a estímulos de naturaleza diferente: se ha podido codificar el alfabeto en forma de impulsos eléctricos sobre la piel y enseñárselo a los ciegos. La piel está casi siempre disponible a recibir señales, a aprender códigos sin que interfieran con los demás. La piel no puede rechazar una señal vibrotáctil o electrotáctil: no puede ni cerrar los ojos o la boca ni taparse las orejas o la nariz. La piel no está llena de una verborrea excesiva como lo están la palabra y la escritura.”

Le interesan y le preocupan las cicatrices, lo imperceptible, la colectividad, los cuerpos, la piel, la memoria, la vulnerabilidad, la impermanencia, los callejones sin salida, la fugacidad, la enfermedad, el universo táctil y el cutáneo; la vida, la no-domesticación, lo insurrecto, lo frágil, lo contrario, lo no normativo, lo sufrido, lo intangible, lo afectivo, el desarraigo…

© Lur Carrasco - Cuando ya no estés aquí

© Lur Carrasco – Cuando ya no estés aquí

Ha colaborado en varios proyectos conjuntos de libro de artista, como editora y colaboradora en algunas pequeñas publicaciones independientes, ha formando parte durante dos años de la asociación L’Horta gràfica (una asociación creada por alumnos y ex-alumnos de la facultad de Bellas Artes de la UPV dedicada a la gráfica y al libro de artista especialmente) y actualmente mantiene en desarrollo un proyecto colaborativo llamado Muchas manos muchas ideas(www.muchasmanosmuchasideas.tumblr.com /www.instagram.com/caso093 ), el cual trata de reunir y crear conexiones entres las personas que siguen trabajando aquello que más felices les hace mediante la acción de fotografiar sus manos y construir un mapa visual en varios espacios (calle y redes sociales).

© Lur Carrasco - Cicatrix

© Lur Carrasco – Cicatrix

 

© Lur Carrasco

© Lur Carrasco

 

Web / Instagram

Anuncios