Fotografía

Adriana Finghis, la soledad que inspira

Adriana Finghis (1994) es una joven fotógrafa nacida en Austria. Al finalizar la escuela, se mudó a Viena para estudiar Administración de Empresas en la Universidad de Economía y Negocios. Durante su tiempo en la universidad siempre tuvo la sensación de que necesitaba una vía de escape creativa hasta que su novio le presentó el fascinante mundo de la fotografía. “Estaba muy entusiasmada con el arte de la fotografía y después de un tiempo decidí comenzar mi propio blog donde creé un pequeño espacio para mis ideas. Ahora lo uso como una forma de huir de la vida cotidiana. Pronto terminaré mis estudios y no puedo esperar para pasar aún más tiempo en mi blog y pasión”, nos explica.

© Adriana Finghis

© Adriana Finghis

Siempre disfruta de ciertos estados de soledad y esta condición desencadena su proceso creativo. A veces me resulta muy tranquilizador estar sola y rodearme de pensamientos e ideas. Esta claridad me ayuda a crear cierta historia o sentimiento en mi cabeza y la intento capturar en una fotografía”. Cuando se trata de buscar localizaciones, siempre trata de encontrar lugares que son muy tranquilos y la mayoría de las veces es la única persona que se encuentra allí. “Este es el mejor enfoque para retratar mis sentimientos y capturarlos de la manera en que los imaginé. Cuando miro los resultados finales, puedo volver a sentir eso cuando quiero”, comenta Adriana.

Confiesa que es una persona muy soñadora e introvertida y, a veces, le resulta difícil mantenerse enfocada en algo. Su imaginación a menudo se desvía cuando ve ciertas cosas y empieza a desarrollar un concepto en su cabeza.
Le encanta observar ciertas situaciones atesorándolas en su cabeza y siempre busca la belleza en cosas que probablemente pasan desapercibidas como son las sombras, las luces o los reflejos.

© Adriana Finghis

© Adriana Finghis

© Adriana Finghis

© Adriana Finghis

En cuanto a la temática, hay dos elementos recurrentes a lo largo de su obra. Por un lado, las manos.  “Estoy intrigada por las manos porque son muy expresivas. Para mí, pueden representar fuerza y ​​vulnerabilidad. Usamos nuestras manos todos los días, pero pasan desapercibidos. Cuando fotografío me gusta imaginar que estoy alcanzando algo e imagino la sensación de tocar algo que está muy lejos o es incluso intocable, como el cielo”, añade.

Por otro lado, el autorretrato. Se considera una persona tímida frente a la cámara pero después de un tiempo se ha acostumbrado e incluso ha empezado a gustarle. A través de los autorretratos puede darse cuenta de sus ideas tal como las imaginó en su cabeza.

© Adriana Finghis

© Adriana Finghis

© Adriana Finghis

© Adriana Finghis

 

En la actualidad, Finghis está enfocada en sus estudios aunque anhela terminarlos para poder dedicarle tiempo suficiente a la fotografía y a su blog. “Tengo muchas ganas de empezar a disparar no solo a mí sino también a más gente. Quiero salir de mi zona de confort y comenzar a colaborar con otros artistas para crear cosas hermosas”, concluye.

© Adriana Finghis

© Adriana Finghis

 

+ info:

Web / Facebook / Instagram

Anuncios