Fotografía

Foix de Viladrich, fluir con la fotografía

“En la luz, en mis ratos de soledad en el Río y el entorno arquitectónico de las colonias textiles del Berguedà, en las personas que me acompañan en mi día a día, reside todo lo que necesito para expresar como me siento”.

 “La cámara me permite entrar dónde al corazón le cuesta. Es una coraza increíble para pasearte por la vida. Aunque después termines mostrándote”.

 

Foix de Viladrich (1990) es Carla,  una talentosa fotógrafa de Puig-Reig (Berguedà), lugar donde se inspira para tomar la gran mayoría de sus fotografías.

© Foix de Viladrich - Colònia Cal Vidal

© Foix de Viladrich – Colònia Cal Vidal

“La fotografía entró en mi vida sin darme cuenta, siempre estuvo presente, incluso en mi infancia cuando me pasaba horas contemplando las fotografías que tomaba mi abuelo, para después poder pintar. Así empecé a fotografiar mi entorno como algo natural. Siempre con la necesidad de encontrar la belleza en lo cotidiano.
Me han pasado los años haciendo clics, poco a poco fui consciente de lo que me pasaba aunque para nada imaginaba que sería algún día mi camino.
Ahí fue cuando empecé a compartir con Adriana, ella también con su cámara, cómplice en nuestros ratos de Río… el lugar al cual llamamos Casa. Desde entonces creo que es mi máximo sitio de inspiración porque des de ahí comprendo y entiendo mejor las cosas. Y es donde me siento y me muevo mejor…”

© Foix de Viladrich - Colònia Cal Bassacs

© Foix de Viladrich – Colònia Cal Bassacs

© Foix de Viladrich - Proyecto Vanessa - Autorretrato

© Foix de Viladrich – Proyecto Vanessa – Autorretrato

No se preocupa mucho en como enfocar su fotografía. Confía en fluir, incluso a veces demasiado. No le preocupa la técnica ni nunca ha sentido curiosidad. Sólo sabe que tiene la necesidad de transmitir, capturar la verdadera mirada de aquellos que se aventuran con ella, la persona real que hay dentro de nosotros.

Posteriormente entró en la Escola d’Art i Disseny del Berguedà (EAD) y cursó un Grado Superior en Fotografía  Artística.“Fui empujada por mi madre porque yo me oponía a dejar mi hobby para convertirlo en algo más real”. Suerte de ese empujón porque allí me encontré a ‘la familia que se escoge’,  personas fantásticas que comprendían mi forma de mirar y amar a través de la cámara”, explica.

© Foix de Viladrich - Colònia Cal Vidal

© Foix de Viladrich – Colònia Cal Vidal

© Foix de Viladrich - Passar gana i esmorzar poesia

© Foix de Viladrich – Passar gana i esmorzar poesia

Carla piensa que la fotografía ha sido su terapia y un medio para encontrarse y comprenderse un poco mejor, siempre a través de su entorno más cercano y las personas que lo forman.
Ha disparado en digital y ha probado diferentes estilos hasta llegar donde está hoy pero confiesa que la fotografía analógica le atrapó. “Yo no solo quería disparar, quería atrapar ese momento fantástico que pasaba por delante y guardarlo… mirar a través del visor hacía fuera pero desde dentro, saber gozar, no disparar por inercia”.
Comenta que hay veces que mira pero no dispara y ya sólo en eso hay magia. Esperar con ilusión todos esos carretes que va acumulando y ver como habrán quedado cuando salgan del horno, es uno de los momentos más especiales de todo el proceso.

© Foix de Viladrich - Descans

© Foix de Viladrich – Descans

© Foix de Viladrich - David Riu

© Foix de Viladrich – David Riu

© Foix de Viladrich - Reposant sobre el paisatge

© Foix de Viladrich – Reposant sobre el paisatge

En cuanto a proyectos presentes y futuros, actualmente está desarrollando varios proyectos personales aunque no sabe cuando se terminarán. “Supongo que si algún día puedo cerrar uno de estos proyectos, cerraré una etapa con ellos. Parir proyectos es complicado porque detrás está un mundo que te incluye y te preocupa y no se puede adelantar el proceso de gestión si el cuerpo aún no lo pide”, afirma.

También ha participado en proyectos de otros fotógrafos, el último, un proyecto fascinante sobre el autorretrato de Vanessa Martins. El  proyecto consiste en dejar su cámara a todas esas mujeres que están dispuestas a hacerlo y compartir con ellas ese momento tan íntimo como es el retrato a uno mismo. “La verdad fue una bonita experiencia y en ningún momento sentí que rompiera ese halo tan intimo que se crea cuando te autodisparas”, concluye.

© Foix de Viladrich - Proyecto Vanessa - Autorretrato

© Foix de Viladrich – Proyecto Vanessa – Autorretrato

© Foix de Viladrich - Vanessa estudi

© Foix de Viladrich – Vanessa estudi

 

 


+ info:

Tumblr / Instagram

Anuncios