Collage/Fotografía/Libros de autor

El universo de Juanan Requena

“La poética pirueta de la poesía consiste en saber desplazarse del sentir vital para, en el hacer poético, poder trasmitir ese mismo sentir y acceder a la emoción de la propia creación”.

Llorenç Raich Muñoz

Juanan Requena (Nauchipán, 1983). Fotógrafo, poeta visual, navegante de palabras, creador de obras únicas, viajero atemporal, soñador. ¿Dónde reside? Actualmente perdido en www.estudioelgranero.com. Su formación la define su instinto constante, autodidacta.

© Juanan Requena

© Juanan Requena

“Y este ahora, y este instante, y la luz. Todavía: recuperar la luz.”

Viajar, moverse, no detenerse nunca. Es a través de una poética de lo esencial, donde Juanan va creando el misterio de un universo artístico propio. “Fueron las fotos de cuando Cazorla y el 127, las de la pentax, las de color kodak, las de los campeonatos de rallies nacionales, la del hijo sobre la moto de Aspar. Y después montar los trastos, el proyector de diapos, el tubo largo que se desplegaba y llenaba de luz. Las tardes de domingo en casa, la vuelta de los viajes, los recuerdos, el paso del tiempo. Ya tenía el impulso, el sabor de esas tardes. El significado de mirar. Todo eso creció dentro de mí. Viajé y cambie de lugares y vistas, me decidí por la conquista de esa luz. Y entonces llegaron la primera réflex de segunda mano, los manuales básicos en una biblioteca cerca del mar, las cámaras de juguete, la nikon que rescaté de la basura, los carretes de tres en tres, y esperar en las puertas de las tiendas de revelado, menos de una hora, aquel curso de laboratorio, disparar sin pensarlo, la compañía, el disparo al corazón.”

© Juanan Requena - Cuaderno 18

© Juanan Requena – Cuaderno 18

© Juanan Requena

© Juanan Requena

“Son noches rojas de laboratorio cálido, libros acumulándose siempre y las tijeras al alcance de la mirada.”

Crear de una manera más pausada, analógica, donde la lentitud prima y completa esos vacíos que puedan existir. Verdades que te atraviesan, cuando buscas respuestas. No hay estructuras, ni planes definidos. Juanan fluye libre. Su proceso creativo implica “paseos sin metas y traviesas rutas, libros para desayunos larguísimos, café siempre y bajo cualquier encuentro, canciones lentas a cada atardecer. Mi proceso es ir y venir, es jugar sobre la mesa a desordenar lo encontrado, es irme de paseo a darle otra vuelta, es un verso de una canción que encaja sobre una hoja escrita.”

© Juanan Requena

© Juanan Requena

Si hacemos un recorrido por toda su obra, en sus delicados diarios únicos hay un registro de su sentir, a través de motivos poéticos, de elementos que se repiten, del error, del azar y del juego que él mismo establece entre imagen y palabra. No se aleja demasiado de lo que es, su trabajo refleja su verdadero ser, mientras nos desvela su interior.

© Juanan Requena - Diario 53

© Juanan Requena – Diario 53

En sus creaciones no hay una temática concreta. Existe un devenir de lo cotidiano, un sentimiento o un destello que titila por siempre en el recuerdo. “El tiempo y su paso, su vaivén y sus múltiples viajes atrás y adelante. O quizá tan sólo sea que siempre he tratado de guardar recuerdos, de conservarlos… quizá simplemente trato de salvarlos… o no, quizá no del todo sea así. El corazón de cada obra lleva siempre mi emoción: es un puente entre mis experiencias y mi manera de ver el mundo. El tema no existe: existe sólo el vuelo, la conexión. Mis obras son testimonio, constatación y sueño. No fotografío directamente un tema, la fotografía está hecha con lo que me ha suscitado un sentimiento, con lo que ha provocado un estado de ánimo donde deseo quedarme, donde el deseo de atrapar su luz, produce más luz.”

© Juanan Requena

© Juanan Requena

© Juanan Requena

© Juanan Requena

Actualmente, sueña y construye cada día en su refugio, ‘El granero’, ubicado en un pequeño pueblo de España,  y según nos cuenta “sorprendentemente se ha convertido en un lugar mágicamente compartido donde de vez en cuando orquestamos encuentros hogareños y tranquilos con preciosas personas que siempre que vienen nos dejan un trozo de su esencia como poetas.”

Llegará pronto el futuro, y en sus travesías, el sabor de nuevos sueños que lo completen. “Tengo en el corazón más que en la mente la ilusión de un nuevo reto, viajero y nómada, que desde hace muchos meses empezó a llenar mi camino de sentidos. Sus ingredientes son los que todos estos años se han mezclado dentro de mis obras y la forma en que las comparto, solo que en este nuevo sueño, la manera de hacerlo, ponerlo en marcha y darle sus kilómetros tienen total correspondencia con mi manera de entender la creación. Quiero que continúe en su forma de sorpresa hasta para mí, por eso no puedo contar mucho más, pero en muy pocos meses llenaremos el depósito y saldremos a buscar nuevas derivas.”

© Juanan Requena - El Granero

© Juanan Requena – El Granero

 

La fotografía desvela lo invisible, eso que subyace. Crea metáforas, símbolos y auroras. Juanan abre brechas, donde luego compone diálogos poéticos desde lo cotidiano y salvaguarda de este modo la belleza, para transmitirnos su emoción a través de sus imágenes. Es el claro ejemplo de creador que vive por y para el arte; experimenta, crea y devuelve luz. No dejo de pensar en aquel día cuando lo conocí en Madrid, en su exposición “Entre fuga y regreso”. Me deslumbró. Al entrar en la sala, sentí que me adentraba en su pequeño gran mundo, de luz y sombras, de búsqueda y pasadizos oscuros, pero también de claridad. Y allí estaba él, al final sentado en una pequeña escalera. Lumínico. Compartiendo su interior con todos nosotros. Al día de hoy, vive en mi memoria ese sentimiento y el impacto que su obra produjo en mí. ¡Nunca dejes de crear, se ve tu alma!

© Juanan Requena

© Juanan Requena


+info:
Anuncios