Fotografía

‘Límites’ de Isabel Richarte

La fotógrafa gaditana Isabel Richarte (1995)  presenta Límites, proyecto fotográfico necesario de visibilización y reivindicación de las desigualdades de género presentes en nuestro sistema dominado por el machismo, por los estereotipos de género y por muchas ideologías que excluyen, infravaloran y discriminan a todo tipo de colectivos, siendo el femenino uno de los más castigados.

Mediante la intervención fotográfica, Isabel pretende hacerse eco de los sentimientos de una persona ante la opresión patriarcal y a la censura a la que son sometidas muchas mujeres en las redes sociales. Las fotografía muestran mujeres sin rostro con un objetivo claro: cuando el espectador se encuentre cara a cara con la obra pueda sentirse identificado, empatizando así con la modelo, a la que se le ha sustituido el rostro por una frases. Frases tópicas que reflejan el machismo o micromachismos que sufrimos día a día sin darnos cuenta, como la censura hacia el cuerpo femenino, la opresión, la desigualdad de género, etc.

Sobre el pecho se aprecia bordado un corazón con flores saliendo de su interior. En la primera fotografía aparece el corazón vacío, simbolizando como nos quiere la sociedad patriarcal. A medida que van avanzando las fotografías, de esos corazones bordados van brotando flores.  Por otro lado, la razón por la que se muestran pechos femeninos desnudos se debe a que las redes sociales censuran constantemente los pezones femeninos cuando se muestran públicamente, pero sin embargo, no ocurre lo mismo cuando se trata de pezones masculinos.

En palabras de la propia artista:

“La principal inquietud que me lleva a elegir este tema se debe a que el sexo biológico no te determina y el género es una construcción. Nos han hecho creer que entre hombres y mujeres sólo existe rivalidad y competencia, por ello es necesario alcanzar la igualdad de género, porque hombres y mujeres no tenemos las mismas oportunidades en ningún lugar del mundo. Algunos de los mecanismos que más amparan los roles y estereotipos del patriarcado son la publicidad, la educación y los medios de comunicación. En ocasiones, muchas personas se ofenden o incluso llegan a indignarse cuando una mujer es explícita con su vida sexual o cuando muestra su cuerpo públicamente, sin embargo, no ocurre lo mismo cuando es el caso de un hombre. Las mujeres no queremos ser tratadas como princesas, somos guerreras y como luchadoras, vamos a reivindicar nuestros derechos, vamos a acabar con esta sociedad patriarcal que nos oprime y nos impide ser libres. Una sociedad patriarcal que extiende y perpetua las desigualdades de género”.

 

© Isabel Richarte - Los límites

© Isabel Richarte – Límites

© Isabel Richarte - Los límites

© Isabel Richarte – Límites

© Isabel Richarte - Los límites

© Isabel Richarte – Límites

© Isabel Richarte - Los límites

© Isabel Richarte – Límites

© Isabel Richarte - Los límites

© Isabel Richarte – Límites

© Isabel Richarte - Los límites

© Isabel Richarte – Límites

© Isabel Richarte - Los límites

© Isabel Richarte – Límites

© Isabel Richarte - Los límites

© Isabel Richarte – Límites

© Isabel Richarte - Los límites

© Isabel Richarte – Límites

© Isabel Richarte - Los límites

© Isabel Richarte – Límites

 

 

 


+ info:

Instagram 

 

 

 

Anuncios