Ilustración

Little Spidermonkey, inventora de mundos imaginarios

Claudia Melchor del Río, más conocida como Little Spidermonkey, es una talentosa arquitecta e ilustradora de 26 años nacida en Tenerife que en la actualidad vive entre Múnich, Aarhus y las islas Canarias.

© Little Spidermonkey

© Little Spidermonkey

Su proceso creativo empieza con la búsqueda de inspiración. “Muchas veces ya he estado maquinando algún concepto, composición o temática a partir de algún viaje, imagen o situación que me ha llamado la atención”.
El proceso creativo cuando ilustra es mucho más rápido y dinámico que cuando está trabajando en algún proyecto arquitectónico. Durante el ilustrativo, no siente la presión de tener que innovar, tener un concepto con impacto social y mejorar la calidad de vida de los usuarios del objeto arquitectónico. “Es por ello que trato la ilustración como si fuese mi alter ego, soy una persona más espontánea y menos detallista”, confiesa.

Muchos de sus trabajos han sido ideados y concebidos en unas horas, dotándoles de un estilo muy relajado, casi infantil. Suele centrarse en los colores y las formas, escogiendo muchas veces colores vivos y con contraste así como formas geométrica bastante básicas. Las composiciones suelen ser simples y dadas a la repetición de elementos. Utiliza gouache y lápices posca cuando trabaja analógicamente aunque últimamente le ha dado por volver a usar la tableta digital y le está encantando experimentar.

© Little Spidermonkey

© Little Spidermonkey

© Little Spidermonkey

© Little Spidermonkey

El escapismo es el tema principal en la obra de Claudia. “Ya sea escaparse de su ambiente cercano y ser transportado a lugares oníricos y lejanos o al escapismo personal. Confrontarse con su alter ego y aceptar las peculiaridades de cada uno”, nos explica.

Sus personajes, sobre todo mujeres, muestran formas estilizadas y ajenas a nuestra imagen del cuerpo de la mujer. “Me he propuesto mostrar más variedad de formas humanas y me es posible ya que en mi mundo imaginario no sucumbo a las reglas y restricciones impuestas por los cánones de belleza de nuestro tiempo. En este mundo imaginario los animales también son tratados de iguales siendo amigos y consejeros y creando una atmósfera traviesa, infantil e inocente”.

A la hora de ilustrar, además de los colores vivos, composiciones espontáneas y formas geométricas, apuesta por crear un juego de escalas entre los elementos vegetales, humanos y arquitectónicos creando así un contraste irreal.
Nos cuenta que ha desarrollado su pequeño mundo onírico a base de coleccionar referentes y que tiene una croquera en la que ha pegado pequeñas miniaturas de obras de arte que le inspiran y consulta cada vez que le falta inspiración.
Algunas y algunos de sus referentes son: Etel Adnan, Charlotte Ager, David Hockney, James Turrell, Le Corbusier, Lina Bo Bardi, Frida Kahlo, Ricardo Bofill o Isabelle Feliu, entre otros.

© Little Spidermonkey

© Little Spidermonkey

© Little Spidermonkey

© Little Spidermonkey

Respecto a sus proyectos presentes y futuros, en la actualidad compagina su trabajo de arquitecta con su carrera creativa y eso le deja el tiempo justo para dedicarse a grande proyectos. Le gustaría empezar a crear trabajos de gran formato para poder trabajar más los detalles.
En un futuro, le encantaría colaborar con muchos arquitectos y artistas para llevar a cabo su proyecto de fin de carrera, un hub creativo, participativo y de carácter integrativo y educacional en la plaza de toros abandonada de su ciudad natal, Tenerife.

© Little Spidermonkey

© Little Spidermonkey


 


+ info:

Web / Facebook / Instagram / Pinterest

Anuncios