Fotografía

‘NADA!’ de Silvia Nolivencia

Silvia Navarro (1976), conocida artísticamente como Silvia Nolivencia, es una fotógrafa nacida y residente en Madrid.
Empezó estudiando psicología mientras consumía fotografía y videos y en cuanto tuvo la oportunidad, estudió en EFTI para formar su modo de expresión artística y poder compartirlo en diferentes medios y exposiciones en España (Almeria, Madrid, Gijón…).
Ha construido su obra en torno a las relaciones humanas y sus reflexiones sobre ellas, con predilección en el amor. Para ello, modifica parte de la realidad a modo de metáforas y suele formar parte de la escena, a veces como objeto, sujeto o atrezzo creando imágenes que parecen ensoñaciones.

Hoy en el blog presenta NADA!, serie que habla del hastío de lo cotidiano y de la falsa seguridad de lo común. De un siempre lo mismo. La misma rutina. Es un rebelarse con lo que son las cosas. Un intento de supervivencia. Un no morir de realidad. Un saber que te has estado escondiendo y que en en el juego, te encuentras.

En palabras del periodista Rafa Burgos:

“La nada es un puzzle en blanco, un dibujo de polvo y bostezos que comienza en un sofá y acaba con un golpe de aburrimiento, tan pegajoso como el calor en verano. Es ese momento en que los espacios son siempre los mismos, los juegos siempre tienen las mismas reglas, los colores se desdibujan y los mapas se quedan mudos. Falta la inspiración, falta el aire y falta glucosa en los músculos, que se aletargan. Es entonces cuando hay que atacar el puzzle pieza a pieza, hay que desmontarlo, hay que conseguir que vuelvan a quedar espacios vacíos, para recuperar el color del tablero que queda debajo. Forzar la rutina hasta romperla, arrancarle un quejido, invocar una presencia que hasta entonces solamente se dejaba intuir.

Aparecen así una jungla en el pasillo, un volcán en la cocina y un estremecimiento en la espalda. Aparece el Titanic en la bañera. Aparecen los espacios que no existen y las fronteras que debemos saltarnos. La inspiración se hace notar con un leve carraspeo. Descubrimos que hasta entonces habíamos estado jugando al escondite con nosotros mismos. Que éramos esa presencia que se adivinaba entre la nada, entre el polvo, los bostezos y un libro de instrucciones que, por fin, ya podemos desobedecer.”

© Silvia Nolivencia - NADA!

© Silvia Nolivencia – NADA!

© Silvia Nolivencia - NADA!

© Silvia Nolivencia – NADA!

© Silvia Nolivencia - NADA!

© Silvia Nolivencia – NADA!

© Silvia Nolivencia - NADA!

© Silvia Nolivencia – NADA!

© Silvia Nolivencia - NADA!

© Silvia Nolivencia – NADA!

© Silvia Nolivencia - NADA!

© Silvia Nolivencia – NADA!

© Silvia Nolivencia - NADA!

© Silvia Nolivencia – NADA!

© Silvia Nolivencia - NADA!

© Silvia Nolivencia – NADA!

© Silvia Nolivencia - NADA!

© Silvia Nolivencia – NADA!


+ info:

Web / Instagram

Anuncios