‘Ventanas’ de Mariano Luque Romero

Mariano Luque Romero es un artista plástico nacido en Sevilla en 1972. Licenciado en Bellas Artes en la universidad de esta misma ciudad en 1998. Una vez licenciado y después de un año en Madrid estudiando lenguajes de programación y web comienza a trabajar en el campo del diseño gráfico y la ilustración pero sin abandonar nunca su proyecto artístico.

Las primeras exposiciones de ámbito local comienzan antes de acabar la licenciatura con algunas colectivas. En el año 2002 empieza a exponer con la galería Gaudí de Madrid en el ámbito de las ferias internacionales como Lineart en Gante, Bélgica. Dentro de esta misma línea expone en años sucesivos con esa misma galería, con Crisolart Gallery de Barcelona y la galería O+O de Valencia, con la que expone, entre otras exposiciones en la colectiva de pintura X Nuit des Lutins en el Teatro Nacional Chaillot de París en 2007. En Estampa, Madrid, en 2010. En la Bienal de Madeira de 2012. O en la colectiva Transferencias en la galería en 2013 . En 2009 expone individualmente en la galería Alba en Ferrara, Italia.

Alrededor de 2009 empieza la serie de pinturas en las que ya solo emplea la pintura en spray como medio sobre tabla imprimada. Con piezas de esta serie, con una fuerte carga muy irónica y de una temática muy personal, queda premiado y finalista en certámenes como el LVII Certamen Nacional de Pintura de Gibraleón en 2009, finalista. Premiado entre otros en el VII Saló Internacional D´Arts Plàstiques. Ajuntament de Sant Joan les Fonts de 2010. Finalista en el Certamen Nacional de Arte Contemporáneo Ciudad de Utrera. Mayo 2012. Finalista en el LXI Certamen Nacional de Pintura Ciudad de Gibraleón en agosto de ese mismo año. Igualmente seleccionado como finalista para la LXIV Edición del Salón de Otoño de la Real Academia de las Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla en noviembre de 2015.

La siguiente exposición individual será en octubre de 2017 dentro del proyecto 180º Arte y Leucemia con la exposición Renaceres en la galería-taberna Ánima en Sevilla. La segunda exposición de este proyecto Un anclaje a lo instantáneo será en la Galería 1de7 también en Sevilla en octubre de 2018.

Ese mismo año es seleccionado para participar en el proyecto Interludio de ArtSevilla, en las exposiciones de la facultad de Bellas Artes y de la Escuela Superior de Arte. En 2019 participa en la colectiva In Response de la galería Two Birds y en la exposición también colectiva Mi Mejor Obra organizada por International Meeting of Art en el hall del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla con una pieza del proyecto 180º Arte y leucemia.

A finales de 2018 empieza a tomar forma el proyecto Paisajes vacíos en el que alejándose de la figuración se acerca a la abstracción y lo conceptual. La realización de bocetos previos y el dibujo se vuelven imprescindibles pero a su vez este toma importancia como técnica definitiva y no sólo como un medio para realizar estudios previos. En cuanto a técnica pictórica abandona el uso del spray para volver al temple y los pigmentos sobre lino. Con dos piezas de esta serie participa en la exposición del LVII Concurso Internacional de Dibujo Ynglada- Guillot de 2019 siendo distinguido con la categoría de finalista con una de ellas. En ese mismo marco intelectual y estilístico lleva en paralelo el proyecto El mar. ¡Sólo la mar!.

Ambos proyectos quedan interrumpidos temporalmente por el confinamiento a causa del COVID-19 e inicia la serie Ventanas para hablar de esta situación excepcional y de las emociones, a veces encontradas, que nos genera esta cuando pone de manifiesto la levedad de nuestra existencia.

En palabras de Mariano Luque Romero: “Ventanas y balcones son los ojos y las bocas de nuestras casas, en las que nos vemos confinados. Desde ellas podemos vernos y hablarnos con otros, esos otros de los que debemos mantenernos alejados. En cierto modo son pues un alivio a ese aislamiento preventivo que nos protege, un remedio al remedio. Son un lugar desde donde observar el exterior, que parece diferente, y una nueva manera de contemplar el mundo. También parecen ojos que miran a los ojos ajenos.

Las piezas que forman este proyecto son una representación de cómo veo la ventana de la casa de enfrente, de día por el contraste con la luz exterior se ve oscura como un agujero en el rostro del edificio. De noche se ilumina con una luz velada por los vidrios, y ese brillo se derrama al exterior para mostrarnos que dentro hay vida, y a su vez deslumbra y nos impide ver lo de dentro.

Se trata de una serie de dibujos en pequeño y mediano formato, desde 21 x 14,8 cm hasta 50 x 35 cm. Como medio sólo uso el grafito y la tinta china principalmente, el carbón prensado y a veces el lápiz conté por la profundidad de sus negros y el tono aterciopelado de su acabado.

En cuanto a composición suelo situar el motivo en uno de los puntos de mayor atención visual, por lo general abajo y a la derecha. Esto me permite dejar el resto del soporte disponible para insinuar otros motivos rectangulares como indicios de otras ventanas. O bien componer con un solo motivo, dejando todo el peso visual de la obra y el centro de atención en un solo punto, lo que le da la pieza mayor fuerza visual. Este tipo de composición da indicios de equilibrio no estático y de dinamismo que aunque en esencia se contrapone a la idea de una vano arquitectónico, refuerza la idea de la ventana que muestra un reflejo desde el adentro, se debe entender esta idea como parte de un movimiento desde un interior a otro.

La ausencia de color, a parte de la del propio papel, ayuda a convertir la obra en una idealización. Es el producto de la contemplación de una ventana concreta pero el resultado podría ser cualquier vano que mirara hacia el interior. Pero lo que podría mostrarnos no se ve, es una incógnita a despejar por el que la observa con lo que lleva dentro. Pasa a ser su propio hueco desde el que poder observar lo íntimo de sí mismo, casi podría ser más un espejo que le devuelve su reflejo interior más que una ventana desde la que mirar hacia afuera.”

© Mariano Luque Romero - Ventanas
© Mariano Luque Romero – Ventanas
© Mariano Luque Romero - Ventanas
© Mariano Luque Romero – Ventanas
© Mariano Luque Romero - Ventanas
© Mariano Luque Romero – Ventanas
© Mariano Luque Romero - Ventanas
© Mariano Luque Romero – Ventanas
© Mariano Luque Romero - Ventanas
© Mariano Luque Romero – Ventanas
© Mariano Luque Romero - Ventanas
© Mariano Luque Romero – Ventanas
© Mariano Luque Romero - Ventanas
© Mariano Luque Romero – Ventanas
© Mariano Luque Romero - Ventanas
© Mariano Luque Romero – Ventanas
© Mariano Luque Romero - Ventanas
© Mariano Luque Romero – Ventanas
© Mariano Luque Romero - Ventanas
© Mariano Luque Romero – Ventanas
© Mariano Luque Romero - Ventanas
© Mariano Luque Romero – Ventanas

 


+ info:

Facebook / Instagram